De tienda de barrio a tienda online nacional

Si estás aquí es probable que tengas un comercio a pie de calle, tu pequeña tienda de barrio que ve día a día cómo grandes webs se comen tus márgenes, así que sobrevives como puedes a esta ola de compras online en la que tu no estás.

¿Cómo comenzar a vender online?

Si has visto algo de mi historia, mi camino del SEO empezó cuando yo tenía un pequeño comercio a pie de calle. Al año abrieron 7 grandes empresas a mi alrededor y sobreviví gracias a la fidelidad de algunos clientes, pero al tercer año cerré.

En ese intento por sobrevivir y destacar, yo que ya tenía conocimientos de creación de páginas web, cree la tienda online de mi pequeño comercio. Los clientes que les gustaba ver por internet las cosas antes de comprarlas veían lo que tenía, las ofertas y fue bastante mejor. Pero también entraba en competición con la guerra de precios online y como no, con el posicionamiento SEO.

La distribución, los proveedores y la mensajería (dolores de cabeza)

Nos mudamos a un almacén y empezamos a distribuir a toda España. El sistema no estaba automatizado del todo y jugaba con pequeño margen de beneficio y mucho peso en kilos de 12 a 15kg. Las empresas de mensajería me quitaban la mitad del margen y la guerra online de precios era descabellada.

Los proveedores nos fallaban mucho y esto quema, si tenéis un pequeño comercio lo sabréis.

Vender productos con buena rentabilidad

No tienen por qué estar todos los productos en tu tienda online. Yo saqué de la web los que me daban muy poco beneficio y los que no se vendían tanto (con el SEO puedes descubrir que productos se venden más que otros a nivel nacional). Los que no vendía porque no estaban bien posicionados, los intentaba rankear a primeras posiciones.

Etapa del Dropshippping y la Afiliación

Dos de los distribuidores ofrecían dropshipping. Los gastos de envío pasaron de ser de 8€ a 3,50€ lo que me suponía un ahorro tremendo. Tuve que descartar productos, y redireccionar clientes hacia esos productos en específico.

El margen era mayor. Y mis dolores de cabeza bajaron. Para no descartar productos que no tienen mis distribuidores empecé con afiliación en el que no tengo que hacer nada. Mi negocio se mantiene y he podido desarrollar otros proyectos a través del camino del SEO que me ha terminado gustando más.

Esa es mi historia, si siguiera con mi propia tienda online probablemente me estuviera dando mucho dinero del que da ahora. Pero he desarrollado proyectos paralelos y he podido ayudar en otros. Actualmente me dedico plenamente a ello. 

Mis consejos para tener tu propia tienda online

Si eres un pequeño comercio y deseas expandirte a nivel nacional, puedo ayudarte a conseguirlo sin quebraderos de cabeza. Si tus productos tienen un buen margen, si quieres destacar y no pesan más de 10 kilos como me ocurre a mi, escríbeme, con la experiencia que tengo verás cómo se triplican tus ventas en menos de un año.

Deja un comentario